Somos nómadas de la vida.

“Somos nómadas de la vida a lomos de nuestras emociones”

Esta semana, queremos adelantar por unos días la celebración del 20 de marzo, día mundial de la felicidad.

Hemos podido salir a disfrutar otra vez de las terrazas de los bares, hemos recuperado la felicidad y las maravillosas charlas con amigos y amigas.

Yo personalmente no suelo salir mucho, pero no dejo de reconocer, que la pandemia para muchas personas está siendo una experiencia dura y triste. Pero hoy, la calle vuelve a tener vida con las terrazas de los bares. Empezar el día con una conversación delante de un café, es una manera mucho más alegre de hacerlo.

Todos tenemos grandes historias de nuestra vida, que transcurrieron en bares; tus primeras salidas con amigos, tu primer beso, los cumpleaños, las bodas, los divorcios, en fin, nuestra vida gira tiene como escenario estos lugares. Pues como ya decía la letra de la Canción de Gabinete Caligari “Bares, que lugares, tan gratos para conversar”

“Cuantas emociones vividas en las mesas de los bares, cuantas historias felices”

Hoy me gustaría, contaros cosas importantes sobre la mediación. Me atrevería a decir no con cierto atrevimiento, que la mesa de esos bares se asemeja en cierta manera a la mesa de mediación. Un lugar donde podemos ir a charlar sobre las cosas que nos importan y nos preocupan. Una mesa donde esas  necesidades que nos agobian, se tratan con respeto y compresión. Las personas que nos atiendan nos ofrecerán una rica carta preparada para satisfacer, nuestro apetito emocional. Podremos gozar de menús elaborados para viajar y explorar lugares internos que nunca habíamos visitado y que nos ocultan esos lugares que huelen a felicidad, colores de alegría y sonidos de paz, esos lugares donde desearíamos vivir para siempre.

Las emociones, son como grandes ríos que fluyen dentro de nuestro cuerpo, que nos impulsan a decir y a hacer, aunque no siempre de la manera más adecuada. Y esto ocasiona muchos conflictos que no siempre sabemos cómo solucionar. Nos acercan o alejan de esas personas con las que convivimos en casa o en el trabajo.

El espacio de mediación es un refugio de escucha, un lugar de diálogo seguro y tranquilo. Un rincón para las emociones que nos sacuden y nos impiden avanzar. Sabemos que las emociones y sentimientos siempre están presentes en mediación, nos acompañan allí donde vamos como inseparables compañeras de nuestro viaje vital.

Emociones que a lo largo del proceso, son servidas de manera espontanea; emociones de la persona mediadora, de las personas que recurren al proceso, y las de las personas que sin estar presentes, forman parte él. Un buen plato que se debe gestionar de manera adecuada. 

Emociones positivas que nos impulsan a acercarnos y escuchar. Emociones negativas que nos alejan y nos obligan a protegernos.

“No se puede huir de lo que te acelera el corazón y para el tiempo”
Danns Vega.

La mediación tiene preparado un espacio a la emoción: dejándola estar y ser, dando su espacio para que fluya, sin ponerle diques ni barreras. Esto produce el efecto de comprensión y aceptación necesarios, para empezar a escuchar lo que tiene que decirnos la otra parte. Es positivo enseñar a las personas que acuden a una mediación que, es necesario sentir las emoción, observarla como el que mira un cuadro por primera vez, entenderla e incluso amarla pues es suya.

Las emociones afectan a nuestro cuerpo y a la toma de decisiones que realizamos. Cada célula de nuestro cuerpo reacciona con todo lo que dice tu mente. La negatividad es una de las razones que más debilita el sistema inmunológico.

Los estados de ánimo y las emociones, influyen sobre el conflicto y condicionan los comportamientos. El gran reto de las personas que trabajan en la mesa de mediación es respetar y acoger los estados afectivos de las partes y crear un espacio seguro que permita la comunicación, la mejora de las relaciones y la construcción de acuerdos consensuados o ambos.

La felicidad está asociada a las emociones y puede gestionarse de manera privada y calmada en una mesa de mediación, acompañados de personas que le escucharan de manera diferente a como estamos acostumbradas que lo hagan.

#Ponlecaraalaemoción.

#ponlecaraalamediación.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Gestión de conflictos y mediación

Qué es el conflicto organizacional? Causas-Síntomas- antídotos

Las organizaciones son un centro social que permite el contacto de multitud de personas. Cada una de ellas cuenta con una historia personal, unas inquietudes específicas y que defienden unos valores y creencias diferentes. Ante este panorama es fácil asegurar que los conflictos son inevitables.

la mesa de mediación

La mesa de mediación no la venden en IKEA

La mesa de mediación, es una mesa de paz y de futuro, donde el pasado se guarda en los cajones, para que deje sitio a soluciones nuevas, a visiones diferentes, a consensos encontrados.

Nos ponemos en contacto con las partes.

2

Envío dossier Sesión Informativa técnica y jurídica.

3

Acta final de mediación.

4

Sesiones online de Mediación

5

6

Envío enlace a la Sesión Inicial Constitutiva.